Opinión: la Universidad de Buenos Aires y el INDEC

10 de enero de 2011

Esta es una transcripción de la nota que dirigí al Rector de la Universidad (Rubén Hallú) el 29 de julio de 2009 cuando la UBA fue invitada a participar en el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento que evaluó el trabajo del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC). Aclaro que la nota fue enviada por correo electrónico y que jamás recibí del Sr. Hallú una respuesta o un simple acuse de recibo.

Ver la nota en formato PDF


Buenos Aires, 29 de julio de 2009

Sr. Rector
Universidad de Buenos Aires

De mi consideración:

Ante la posible participación de la Universidad de Buenos Aires en el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento de los diversos programas de trabajo que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos

El decreto 927/09 del Poder Ejecutivo Nacional

Mediante el decreto de referencia, el Poder Ejecutivo Nacional:

a) cambió la dependencia jerárquica del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC);

b) creó el cargo de Director Técnico de dicho organismo;

c) creó un Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento (al que identificaré con la sigla "CAES") y un Consejo de Observación Económico y Social.

El Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento y sus funciones

Las disposiciones del decreto 927/09 referidas al CAES son las siguientes:

Art. 4º - Créase el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento de los diversos programas de trabajo que elabora el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA Y CENSOS, integrado por representantes de por lo menos TRES (3) Universidades Públicas Nacionales que el MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS invite.
Art. 5º - Dicho Consejo tendrá como misión prioritaria evaluar la elaboración, aplicación y pertinencia de la llamada Metodología Nº 13 y su actualización, que se utiliza para la confección del Índice de Precios al Consumidor desde el año 1999 a la fecha, todo ello sin perjuicio de la calidad y consistencia de la información, integridad (robustez de los datos), oportunidad, periodicidad y publicidad de la estadística producida por el INDEC. Del resultado de tal tarea se dará conocimiento al HONORABLE CONGRESO DE LA NACION observando las previsiones de la Ley Nº 17.622 y normativa complementaria en materia de secreto estadístico y de la Ley Nº 25.188 de Ética en el ejercicio de la Función Pública.
El Consejo podrá además asistir, evaluar y proponer al INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA Y CENSOS (INDEC) las metodologías de recolección, procesamiento y presentación de información estadística, diseño de muestras, diseño de construcción de índices y definición de indicadores y, en su caso, emitir recomendaciones técnicas.
El Director Técnico del INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA Y CENSOS (INDEC), deberá suministrar a los integrantes del referido Consejo la información necesaria para el cumplimiento de sus funciones.
Art. 6º - El Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento, para desarrollar su trabajo, deberá consultar todos los antecedentes nacionales e internacionales que existan en la materia, incluyendo el INFORME DE LA COMISION BOSKIN (1996 - ESTADOS UNIDOS DE AMERICA).

El índice de precios al consumidor y su importancia

El índice de precios al consumidor (IPC) referido en el artículo 5º del decreto es el que la población considera más representativo de la inflación. También sirve de base para la prepara-ción de otros indicadores, como los referidos a la pobreza.

Aunque el decreto sólo hace referencia a una sola metodología de confección del IPC (base 1999=100), es sabido que el IPC publicado en la actualidad utiliza la base abril de 2008=100. El nuevo índice fue presentado como una "actualización metodológica" en un "comunicado" de octubre de 2008 que está publicado, sin firma alguna, en http://www.indec.gov.ar/nuevaweb/cuadros/10/ipc_metodologia_10_08.pdf.

El IPC es utilizado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para el cálculo del denominado Coeficiente de Estabilización y Referencia (CER), sobre cuya base se actualiza el capital de algunos títulos de deuda emitidos por el Gobierno Nacional. En consecuencia, cualquier falsificación del IPC que implique una disminución de los números índices publicados conllevaría una estafa a los tenedores legítimos de esos títulos de deuda.

Algunas presunciones sobre la conducta del PEN y sus dependientes en relación con el IPC

Muchísimas personas presumen:

a) que el INDEC ha venido falsificando sistemáticamente los números correspondientes al IPC desde el cuarto trimestre de 2006;

b) que el cambio de base del IPC (de 1999=100 a abril de 2008=100) se hizo para lograr que el índice mostrase números más bajos;

c) que fueron los hechos referidos precedentemente los que motivaron desplazamientos y despidos de miembros del personal del INDEC;

d) que la supuesta falsificación del IPC tiene uno o más de los siguientes objetivos:

1) disimular el fracaso del PEN (y, más específicamente, de la Secretaría de Comercio Interior) en su lucha contra la inflación ("si no logramos que baje la fiebre, rompamos el termómetro");
2) permitir la difusión de indicadores sobre la pobreza más favorables al Gobierno Nacional que los que resultarían de utilizar datos reales sobre el costo de vida;
3) permitir el ahorro de miles de millones de dólares en pagos de títulos de deuda mediante el simple expediente de estafar a sus tenedores.

Este último presunto objetivo suele ser presentado como algo valioso por algunos partidarios del gobierno actual y del inmediatamente precedente. Por otra parte (agrego a modo de digresión) esas personas parecen creer que la inflación que aumenta los importes nominales a pagar a los acreedores no incrementa también la recaudación tributaria nominal que debería permitir la realización de esos pagos.

Considero que todas las presunciones que he listado son creíbles y espero que tarde o temprano la Justicia se ocupe de confirmarlas o refutarlas. Claro está que una Universidad debe estudiar la realidad, sin esperar que ella sea confirmada por el Poder Judicial.

Algunas presunciones sobre el contenido del decreto 927/09

Teniendo en cuenta lo expresado precedentemente, muchas personas presumen que el decreto 927/09 ha sido emitido para que la población crea que el PEN tiene interés en considerar algunos de los cuestionamientos que sufre la labor del INDEC. Lo que se sospecha es:

a) que el dictado del decreto no va a cambiar nada en el INDEC ni en la forma de confeccionar el IPC;

b) que las condiciones de creación del CAES le impedirán obtener conclusiones valederas dentro de plazos cercanos, lo que a su vez posibilitará que ante cualquier sugerencia de modificación al trabajo del INDEC se conteste que "existe una Comisión que está trabajando sobre el tema pero que aun no se ha expedido".

Considero que estas presunciones y sospechas también son creíbles, no sólo por los antecedentes de conducta del PEN y de sus dependientes sino por algunas peculiaridades del decreto:

a) su artículo 4º se refiere a la metodología de cálculo del índice empleada desde 1999 pero no a la utilizada actualmente;

b) el mismo artículo parece requerir la revisión de la aplicación de esa metodología desde 1999, a pesar de que no se conocen (que yo sepa) objeciones significativas a los índices publicados antes del cuarto trimestre de 2006;

c) su artículo 6º requiere que el CAES consulte "todos" los antecedentes nacionales e internacionales que existan en la materia.

Es claro que si el CAES revisa la aplicación de la metodología de 1999 desde que comenzó a ser utilizada y consulta "todos" los antecedentes nacionales e internacionales, su tarea no concluirá nunca.

No obstante, el decreto no prohíbe que la CAES comience su trabajo con los últimos IPC publicados, que es lo que parece lógico.

Los anticipos del Jefe de Gabinete

El 22 de julio pasado, el periódico La Nación informó lo siguiente (fuente: http://www.lanacion.com.ar/1155452):

El Gobierno ratificó hoy su defensa de los números que elabora el desprestigiado Instituto Nacional de Estadística y Censos... y anticipó que el limitado consejo de expertos que analizará los índices terminará avalando las actuales cifras.
"Para nosotros, el número final va ser el mismo que ya está", dijo hoy el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anticipando las conclusiones que tendrán los académicos y actores sociales en la revisión de los datos.
Tras las críticas a los límites que tendrán los académicos, el funcionario consideró como "muy contundente" la convocatoria a expertos de tres universidades nacionales para efectuar mediciones junto al instituto, pero ratificó que "el número final va a ser el mismo que está".
Fernández defendió la formación de un consejo académico "con la vocación final de arribar formalmente al número final que corresponde", que según el funcionario, "va a ser el mismo que está". Y agregó en declaraciones a radio La Red: "Nosotros entendemos que las cosas se hicieron como corresponde"...

La posible participación de la Universidad de Buenos Aires en el CAES

Ha trascendido que el Ministro de Economía invitaría a la Universidad de Buenos Aires a (UBA) a integrar el CAES. Por otra parte, se han visto fotos del Rector de la UBA con el Jefe de Gabinete, el Ministro de Economía y el Director Técnico del INDEC.

Sugerencias relacionadas con la decisión que debería tomar la UBA si fuese invitada a participar en el CAES

Habida cuenta lo expuesto en secciones anteriores de esta nota, y ante la posibilidad de que la UBA sea efectivamente invitada a designar un representante para que integre el CAES, me permito sugerir que para tomar la correspondiente decisión se tengan en cuenta:

a) todos los antecedentes que, con un esfuerzo razonable, puedan obtenerse sobre la conducta del PEN y de sus dependientes en relación con el INDEC y el cálculo del IPC, dando especial consideración a los provenientes de los ámbitos profesional y académico;

b) el posible impacto de las disposiciones del decreto 927/09 sobre el trabajo del CAES;

c) la posibilidad de que el CAES haya sido creado con el propósito de "cambiar algo para que nada cambie";

d) cualquier otra información relevante;

e) el impacto que sobre la imagen y la credibilidad de la UBA podría tener su participación en un proyecto que no se concretase en otra cosa que el mantenimiento del actual estado de cosas;

f) que una alternativa por considerar es que la UBA solicite que se modifique el decreto 927/09, de modo que los miembros del CAES, utilizando su propio criterio y sin recibir indicaciones del PEN:

1) determine los IPC actuales que el INDEC publicaría si mantuviese la base 1999=100 y considerase los precios reales de los bienes y servicios incluidos en la correspondiente canasta;

2) efectúe las observaciones que surjan de su trabajo;

3) formule las sugerencias o recomendaciones que considere adecuadas.

Sugerencias para el caso de que la UBA sea invitada a participar del CAES y acepte tal invitación

Para el caso indicado, me permito sugerir lo siguiente:

1. Que para brindar apoyo al representante de la UBA ante el CAES se constituya un Grupo Asesor.

2. Que tanto el representante de la UBA ante el CAES como los miembros del Grupo Asesor sean designados:

a) sobre la base exclusiva de sus antecedentes y capacidades; y

b) previa consulta con la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

3. Que se instruya a dicho representante para que, durante su actuación:

a) solicite que las reuniones del CAES sean públicas y que sus fechas, horarios y lugares de reunión sean difundidos con una anticipación adecuada mediante la Internet;

b) solicite que tanto lo actuado como lo decidido por el CAES conste en minutas o resúmenes y en informes periódicos de avance y que todos estos elementos sean publicados mediante la Internet;

c) solicite que la tarea de revisión de lo actuado por el INDEC a partir de 1999 abarque en primer lugar el período comprendido entre octubre de 2006 y el presente, en orden inverso (esto es, comenzando por el último IPC publicado y retrocediendo en el tiempo);

d) solicite que el INDEC prepare un cálculo del IPC de junio de 2009 utilizando los precios relevados en ese mes (correspondientes a transacciones efectivamente efectuadas) y la canasta de bienes y servicios del IPC base 1999=100;

e) solicite la entrega de copia de los programas de computación, planillas de precios y otros elementos que respalden el cálculo referido en el inciso anterior;

f) someta el IPC referido en el inciso d) y los elementos referidos en el inciso e) a las pruebas de auditoría que considere convenientes;

g) calcule el incremento porcentual que surge de comparar el IPC publicado para octubre de 2006 con el índice referido en el inciso d);

h) calcule el incremento porcentual que surge de comparar el IPC publicado para octubre de 2006 con el publicado para junio de 2009;

i) compare los incrementos referidos en los dos incisos inmediatamente precedentes;

j) documente y acumule los elementos que pudieren probar:

j) formule las denuncias penales que correspondiere contra cualquier persona que:

k) tenga en cuenta, a los fines recién indicados, que antes de la sanción del decreto 927/09, eran superiores jerárquicos del INDEC las personas que estuvieron a cargo de:

Sin otro particular, le saludo muy atte.

Enrique Fowler Newton
Graduado de la Universidad de Buenos Aires
C. I. 5.124.662